El tiempo fomenta la creatividad de los peques

By 29 septiembre, 2016 Consejos para familias

Probablemente muchos de vosotros os mostráis preocupados cuando los peques exclaman un ¡mamá/papá me aburro! En verano, es más fácil entretener a nuestros hijos, porque disponemos de mayor tiempo libre. Pero,  ¿qué podemos hacer cuando no nos podemos sentar con ellos a jugar o no disponemos de demasiado tiempo para compartirlo con nuestros hijos? ¿Debería preocuparnos que los peques se aburran?

¿Y si os dijéramos que aburrirse puede ser positivo? Seguro que muchos de vosotros ante esto os hayáis preguntado, ¿cómo? La verdad es, que según los expertos, que los niños pasen por momentos en los que no sepan qué hacer es bueno para ellos.

En muchas ocasiones intentamos que los pequeños estén súper ocupados, pero no debemos sobrecargar a los peques con un horario repleto de actividades. Aunque parece mentira estos periodos son ideales para fomentar su creatividad. Es bueno que los niños experimenten situaciones donde no lo tengan todo programado.

Si saturamos sus jornadas con actividades organizadas, sin ningún momento de libertad, estamos desfavoreciendo su desarrollo. Esto puede parecer contraproducente porque cuando pensamos en las extraescolares para nuestros hijos, queremos mejorar su formación y conocimiento. Pero, que tengan tiempo para elegir qué hacer, les permite poner en marcha sus neuronas es decir, ¡que aprendan a pensar!

Ante ello, lo mejor es encontrar un equilibrio entre la actividad organizada y los momentos en que ellos son libres para elegir qué hacer por ellos mismos. Por lo tanto, siempre y cuando el famoso “me aburro” no sea rutinario, no debemos poner el grito en el cielo. Si les dejamos superar por ellos mismos esta sensación estaremos favoreciendo factores tan importantes como la motivación, la autonomía, la resistencia y la frustración.

Hemos encontrado una idea que nos parece genial y que queremos compartir con vosotros. ¿Alguien ha oído hablar del tarro de las ideas? Se trata de una solución estupenda para situaciones de aburrimiento. Aprovecha una tarde que tengas con tus hijos para crearlo. El proceso es muy sencillo, sólo necesitáis:

  1. Un tarro.
  2. Papeles recortados en trocitos (pueden ser de colores).
  3. Rotuladores o lápices de colores.
  4. Algunos materiales para decorar el tarro.

Plantea la actividad a tus hijos, vamos a hacer un tarro donde recopilemos actividades y cosas que nos gusta hacer en este tarro. Déjales un rato y material para que decoren el tarro y escriban en los distintos papeles sus ideas. Mientras los vais decorando podéis ir comentando las ideas. Cuando hayáis acabado debéis dejarlo en un lugar accesible y recordad que ¡siempre se pueden añadir nuevas ideas!

Desde Brócoli Pasión os animamos a que os pongáis manos a la obra, ¡Nos vemos en el próximo post!

Dejar un comentario