Hábitos erróneos en la mesa

Tener una buena alimentación es muy  importante para toda la familia, pero no sólo hay que prestarle atención al qué comer y el cómo cocinarlo, sino que también debemos cuidar el cómo se come, por ello es fundamental enseñar a los más pequeños de la casa buenos hábitos y evitar actitudes erróneas en la mesa.

El error más habitual es pensar que con 2 ó 3 comidas al día tenemos suficiente. La mayoría de asociaciones en pro del bienestar afirman que es imprescindible tomar 5 comidas al día, seamos niños, jóvenes o adultos. Repartir nuestra alimentación diaria en 5 momentos del día mantiene activo nuestro cuerpo y además favorece a nuestro metabolismo. Aquí os dejo una infografía que explica perfectamente porqué es tan importante:

El desayuno es la 1º comida del día y la más importante, pues es la que despierta a nuestro organismo y el combustible del cuerpo para rendir. Por ello es muy muy importante hacerla sin prisas. Debe incluir cereales, frutas y proteínas. Además se recomienda desayunar durante las 2 primeras horas después de despertarnos.

La hora de sentarse en la mesa es también la hora de compartir, un momento de compañía y charla familiar. Desde Brócoli Pasión os recomendamos hacer las comidas más importantes del día sin televisión. ¿Por qué? Principalmente porque distrae a los más pequeños, sobre todo si hay dibujos animados, y ello conlleva a que se olviden de comer y no se terminen el plato. También, la ausencia de “ruido ambiental” genera la conversación y esto es ideal para cuando vamos apurados de tiempo, es el momento perfecto para conocer cómo le ha ido el día a nuestro niño, cómo le va al cole o simplemente para hablar de cualquier cosa.

Dejar un comentario