Ganadora concurso Los cuentos de las mamis creativas

By 24 febrero, 2014 Concursos

Nuestro concurso Los cuentos de las mamis creativas – ¿Qué le cuentas a tus niños para que coman brócoli? ha estado activo durante más de 3 semanas, desde el día 1 al 20 de febrero.
En este tiempo hemos conseguido 70 participantes tanto de mamás y papás, todos ellos con mucha imaginación. Muchos de los cuentos que hemos recibido han sido muy creativos y nos han sacado una sonrisa, por ello nos ha sido complicado decidirnos únicamente por un cuento.

Finalmente hoy hemos elegido a la mamá ganadora, Alicia Parra, con una historia que nos ha cautivado por su capacidad de invención y creatividad con un cuento que nos ha encantado por su bonita moraleja.
Compartimos con vosotros su cuento:

Érase una vez un niño que era muy torpe, todos sus amiguitos se reían de él porque no rendía bien el cole, no le salían bien los deportes ni las artes. Sus papás tenían una casa de madera en el campo, llena de árboles frutales y de cultivos. Un día, el niño, triste por los comentarios de los otros niños salió al jardín a buscar tesoros, y se encontró con algo inesperado. En uno de los cultivos había un brócoli que brillaba por su gran color verde, era el más bonito de todos los alimentos que había visto nunca. El niño lo cogió y se lo dio a su mamá, y ella se lo preparó en la cocina para la comida. El niño comió el plato de arroz con brócoli que le habían preparado para la cena y se fue a dormir. Al día siguiente , cuando salió a jugar se dio cuenta de que corría tan rápido, que ni los coches podían alcanzarlo, tenía tanta fuerza que podía levantar cualquier cosa que quisiera, y al pintar, se dio cuenta de que sus manos hacían unos cuadros preciosos. El niño fue corriendo a decírselo a sus padres, y éstos le contaron el secreto: ”pequeño, en estas tierras hemos guardado un gran secreto, cada 100 años aparece una verdura en el cultivo de los brócolis que hace que los niños que la tomen se vuelvan superniños, como los superhéroes, pero para seguir con tus poderes deberás seguir alimentándote de ellos. El niño, asombrado, se prometió a si mismo que salvaría al pueblo y a las ciudades, y que nunca, nunca, dejaría de comer ese alimento tan mágico.”

Dejar un comentario